Una idea al servicio del cliente

 

Vivimos en un mundo globalizado que cambia a cada momento. Por eso hay que estar continuamente adaptándose. La filosofía de Faberik desde su nacimiento consiste en moverse con dinamismo en la misma dirección que las personas para adaptarse a ellas y poder adecuar lo que se ofrece a lo que se necesita. El objetivo es dar el servicio exacto al precio justo en el plazo adecuado y con la calidad máxima.

 

Sin ambigüedades, sin excusas

10 frases que resumen una forma de trabajar

 

Soluciones claras a problemas complejos, sin rodeos.

Propuesta, propuesta, propuesta.

Know-How. Hay que saber, aprender y renovarse.

Los plazos están para cumplirlos, al igual que las promesas.

Los fallos son para aprender de ellos, no para rendirse.

Soluciones a problemas. Sin excusas.

Un objetivo: resultado; Un camino: calidad; Un medio: confianza.

Las buenas cosas tienen un precio. Los “todo a 100” para los Chinos.

No a líneas rojas.

 

Kalitatea

 

Cuando contratamos un servicio queremos que el resultado sea bueno. La calidad se basa en la profesionalidad, los conocimientos y en la confianza para dejar hacer. 

 

Supongo que a nadie le gustaría comprarse unos zapatos impermeables que se mojaran en el primer paseo, ¿no?

1

Konfidantza

 

El mundo de la construcción  es muy parecido a un barco. El arquitecto es el capitán, el aparejador el jefe de máquinas, el que paga el armador y el constructor es la tripulación. 

 

¿Embarcarías en un barco en el que no confías en el capitán?

2

Epeak

 

A todos nos gusta que nuestra cita llegue a la hora, que la comida en un restaurante la traigan caliente y que un proyecto se entregue el día prometido.

 

El plazo de los trabajos está para respetarlo. Cumplir algo a lo que te has comprometido significa que eres una persona de palabra y que se puede confiar en tí. 

3

Prezioa

 

A nadie nos gusta hablar de dinero  pero lo mejor es decirlo desde el principio: Cuando se da un precio es porque antes se han valorado un montón de factores para llegar a él.

 

¿De verdad confiariais una de las mayores inversiones de vuestra vida a alguien con el que se pudiera regatear como en un mercadillo?

4